Entrevista


¿Te podrías presentar brevemente?

Me llamo Delfina, tengo 30 años y soy del sur de Italia. Actualmente, estoy realizando el Servicio Voluntario Europeo en la Asociación Marroquí para la integración de Inmigrantes.

¿Cuáles son tus tareas en la Asociación Marroquí?

Mis tareas principales en la asociación se relacionan, sobre todo, con la comunicación; he estudiado comunicación en la Universidad y, por eso, cuando he mandado mi solicitud para participar en el proyecto, sabía ya que me iba a ocupar principalmente del diseño gráfico, la fotografía y del apoyo en el Departamento de Comunicación. Además, echo también una mano en las actividades que van surgiendo en cada uno de los proyectos que se llevan a cabo en la entidad.

¿Por qué has elegido la Asociación Marroquí para hacer tu voluntariado?

Primeramente, he elegido la Asociación Marroquí para mi voluntariado porque me gustaba mucho el enfoque que tiene: trabajar con las personas migrantes para lograr su verdadera integración en la sociedad a la que llegan. En segundo lugar, me encanta su novedosa manera de entender el concepto de integración, fuertemente conectado con los conceptos de una sociedad justa, de una cultura libre y de una ciudadanía activa.

¿Es tu primera experiencia como voluntaria en una asociación sin ánimo de lucro?

No, no es mi primera experiencia. Antes había participado en un proyecto que se llamaba “Scuola del vento” (Escuela del viento) en la que estaba de apoyo escolar con niñas y niños de la comunidad Rom de Cosenza, mi ciudad. Luego, durante mis años en la Universidad, he tenido también la oportunidad de ganar mucha experiencia en el ámbito social organizando y participando en muchísimas actividades contraculturales.

 

 

¿Cómo ves la situación de los inmigrantes en el contexto español?

 La veo mal... En el sentido de que el momento histórico que estamos viviendo no es de los mejores. Sin embargo, con respecto al trabajo que estoy desarrollando aquí, sí que veo mucho más respeto, gana de vivir de manera horizontal, de convivir sin discriminación, sin la jerarquía del “blanco superior” y “el moro por debajo”. Trabajar en la Asociación Marroquí me permite cambiar un poco lo que veo en la vida de todos los días, que no me gusta.¿Por qué has decidido trabajar con la población migrante?

Porque no me gusta la idea de trabajar por trabajar, sin una motivación profunda, hacer un trabajo mecánico solo para ganar dinero. Es cierto que tengo muchos otros intereses.; sin embargo, en un momento histórico como este, considero de fundamental importancia trabajar en este ámbito, defender los derechos y seguir luchando para la justicia social.

¿Nos podrías decir una frase o una palabra que te represente o con la que te identifiques?

 

Hay una frase de un cantautor italiano muy famoso que falleció ya hace algunos años, pero sus canciones siguen siendo muy actuales y con una fuerte crítica social. Se llama Fabrizio De André y dice: “un hombre sin sueños es como un jabalí graduado en matemáticas puras”.