Entrevista

En pocas palabras… ¿quién es Yousra?

Soy Yousra Mettour, soy de Marruecos, he nacido en Nador y tengo 21 años. He llegado a Málaga hace dos años y ahora estoy estudiando el ciclo formativo de Integración Social.

¿Qué haces en la Asociación Marroquí?

Hace poco empecé mis prácticas y por el momento me encargo de varias actividades y tareas; estoy tocando un poquito de todo: algunos días doy clase de español, otros estoy de apoyo escolar y también ayudo con la acogida y la inscripción de las personas que llegan a la asociación a las varias actividades que tenemos. También echo una mano apoyando en talleres que la asociación realiza dentro de varios proyectos y ayudo con las traducciones del español al árabe cuando se necesita.

¿Por qué has elegido la Asociación Marroquí para tus prácticas?

Sinceramente, lo primero, ha sido porque he sentido como una especie de atracción hacia lo que es mi país, y aquí siempre estoy en contacto con mi cultura y con la gente que viene de Marruecos. En segundo lugar, el año pasado vinieron a mi curso las trabajadoras sociales de la asociación para presentar el trabajo que hace, los proyectos…¡y la verdad es que me encantó! Por eso, he decidido hacer mis prácticas aquí.

¿Por qué te decidiste a empezar a trabajar con personas inmigrantes?

He decidido dedicarme a trabajar con personas migrantes porque me gusta ayudar a la gente y, sobre todo, al yo ser extranjera, aquí empatizo más con este colectivo que con cualquier otro.

 

¿Cómo te afecta a ti la situación de las personas migrantes? ¿Cómo ves su situación hoy en día en España?

Yo creo que la situación que este colectivo tiene aquí en España es bastante crítica. Por el momento no tienen acceso a muchos derechos fundamentales: en la mayoría de los casos, no tienen derecho a trabajar, y en los casos en los que trabajan hay mucha explotación laboral o trabajo en negro. Desde que yo he llegado a España he visto muchísimas cosas que me han hecho constatar que la situación actual de las personas migrantes no está mejorando. Yo percibo todavía mucha discriminación y racismo, lo he vivido en primera persona, a pesar de que me en mi caso yo llegué con todos los documentos en regla. Aún así he visto y sigo viendo rechazo y discriminación por el simple hecho de venir de otro país, de un país que se considera “inferior”.

¿Cuál crees que pueda ser el camino “correcto” a seguir para alcanzar una mayor tolerancia e inclusión de este colectivo?

Yo creo que solo se puede alcanzar todo esto educando desde el principio, desde la infancia, porque es a partir de la educación y del conocimiento real que se pueden combatir y contrarrestar el racismo, la xenofobia y el miedo a lo diferente.

 


Por todo esto, me gustaría quedarme para poder seguir ayudando a todas las personas que se sientan extranjeras en una tierra que en realidad consideran su casa.